MENU

5 consejos para una marca empleadora sólida

5 consejos para una marca empleadora sólida

Para muchas organizaciones es un desafío encontrar talentos que se adapten a su cultura. Una marca empleadora sólida aumenta el conocimiento de la marca, ayuda a atraer y retener clientes y distingue a una organización de sus competidores. ¿Por dónde comenzar? Bueno, ante todo cuidando a tus colaboradores.

 

Las investigaciones han demostrado que la confianza del público general hacia una organización está influenciada por el nivel de cuidado que las organizaciones tienen hacia sus colaboradores. Por lo tanto, la imagen de una organización está fuertemente determinada por la reputación que tiene como empleador y cómo trata a sus trabajadores. Cualquiera que se posicione auténticamente como un empleador atractivo se destacará entre la multitud de manera positiva.

Ganar externamente es comenzar internamente

No solo se trata sobre una campaña de reclutamiento o cambios cosméticos que se realizan en un sitio de reclutamiento. Como organización, no se trata de hacer campaña para ser un buen empleador, se trata de serlo. Si la situación interna coincide con el mensaje externo, ¡como organización atraerás y retendrás talento!

Empieza por el principio

Empieza por construir una cultura interna sólida. ¿Qué hace que tu organización sea única? ¿Qué valores y misión se persiguen? Primero concéntrate en los colaboradores actuales: ¿Los colaboradores son conscientes de esta visión y su papel para llevar a cabo la estrategia? ¿Qué elementos hacen que tu cultura organizacional sea tan especial? ¿Cuáles son los elementos de la cultura que los hacen felices de trabajar para su organización? ¿Son las oportunidades de desarrollo, el sentimiento familiar, el servicio especial, la contribución única a la sociedad…? Esta información puede ayudar a determinar qué mensaje deseas transmitir externamente para determinar tu posición.

Colaboradores como representantes

Haz de tus colaboradores los embajadores más leales, los portavoces más creíbles de tu organización. Si los colaboradores están orgullosos de la cultura a la que pertenecen, ¡quieren hablar de ello! Anímalos a contar su historia, dales tiempo, espacio y recursos para compartir su mensaje.

Busca y encontrarás

Ahora que has pasado por el ‘inicio’, ¡puedes seguir adelante! Continúa construyendo tu marca, encontrando nuevos talentos para fortalecer aún más tu organización. Forma una imagen clara de lo que buscas, adapta tus medios de comunicación. Al traducir la misión, visión y estrategia en el comportamiento deseado, se puede formar una imagen de las características y cualidades del candidato ideal. Haz una elección clara que esté en línea con la cultura y define cualidades que son cruciales para trabajar en tu organización.

La honestidad es la mejor política

Finalmente, el último y muy importante paso: sé honesto en la comunicación. Muchas organizaciones cometen el error de pretender ser más atractivas de lo que son, lo que puede generar falsas expectativas entre los candidatos. Cuando los nuevos colaboradores comienzan a trabajar para ti, lo que quieren es que se cumplan las expectativas creadas de antemano. Eso es lo que genera confianza. Por lo tanto, asegúrate de que tu comunicación tenga un mensaje sincero y coherente.

 

Certificación y los Mejores Lugares para Trabajar

Great Place To Work® reconoce a las organizaciones que se destacan a través de la Certificación™ y Mejores Lugares para Trabajar. ¿Quiere saber más? ¡Contáctanos!



 Reciba las últimas novedades
de Great Place to Work®