MENU

5 momentos donde un líder aporta a la experiencia de los colaboradores

5 momentos donde un líder aporta a la experiencia de los colaboradores

Hay momentos en el día de todos los líderes en los que pueden elegir qué tipo de líder van a ser. Estos no son solo casos individuales, sino una colección de momentos que, cuando se suman a lo largo del tiempo, diferencian a los mejores líderes del resto.

Como ha demostrado el año pasado, estos momentos pueden pasar más rápido de lo que pensás, de lugares que no esperarías, y en mayor número de lo que podrías estar preparado.

Durante estos momentos, un buen líder mantiene el ambiente de trabajo en movimiento. Mantienen a su equipo concentrado en la tarea en cuestión para que la empresa pueda mantener su status quo. Intenta hacer que el trabajo sea agradable para la mayor parte de su equipo como sea posible.

Un gran líder va más allá. 

Muestran humildad y empatía, crean conexiones entre las diferencias personales y los equipos y crean la dinámica de equipo necesaria para resolver problemas complejos. Están dispuestos a cuestionar, desafiar y aclarar sus creencias a sus colaboradores, partes interesadas y comunidades.

Dichos líderes pueden tener un impacto enormemente positivo en el negocio, lo que se refleja en:

  • Mejor productividad
  • La retención de colaboradores
  • Más solicitantes de empleo
  • Más innovación en el lugar de trabajo

¿Cuáles son los momentos en los que brillan estos líderes? 

Usando nuestra extensa investigación sobre las experiencias de los colaboradores con los líderes, Great Place to Work® puede identificar qué hace que un líder sea grandioso. Acá hay cinco momentos de liderazgo definitorios que aportan o rompen la confianza y compromiso de los colaboradores. 

  1. Momentos sin adornos

Estos son los momentos en los que un colaborador tiene permiso para traer todo su ser al trabajo.

Todo el mundo tiene una vida fuera del lugar de trabajo y los grandes líderes lo reconocen. Reconocer a los colaboradores como seres humanos con desafíos y esperanzas es especialmente crucial en medio de COVID-19.

Los colaboradores se enfrentan a un "monstruo de tres cabezas": una pandemia de salud, una crisis económica y una angustia psicológica. El agotamiento en el lugar de trabajo está aumentando a medida que nuestro trabajo y nuestra vida doméstica se han entrelazado.

Un gran líder invita a ser uno mismo, pero también sabe que invitar a ser uno mismo es mucho más que tener una conversación sincera. Como cuando un niño aparece en una llamada de Zoom, un gran líder le da la bienvenida.

Si un colaborador está lidiando con una situación personal difícil en casa, un gran líder lo reconoce y proporciona un espacio seguro para que el colaborador hable de ello.

Estos líderes son capaces de fomentar tal autenticidad también mostrándose a sí mismos como vulnerables. También comparten sus luchas y éxitos. Invitan a esa misma vulnerabilidad. Cuando preguntan a sus colaboradores cómo están, se aseguran de que las personas se sientan lo suficientemente seguras como para decir algo más que "Estoy bien".

Al compartir sus propias historias personales e invitar a otros, los líderes demuestran que los colaboradores en el trabajo y las personas en su casa pueden ser únicos y ser ellos mismos en su experiencia laboral.

  1. Momentos incómodos

Estos son los momentos en los que los líderes están dispuestos a sentirse incómodos para que sus colaboradores se sientan más cómodos.

Estos momentos son aquellos en los que se trata de conectarse con personas a través de las diferencias. Como cuando un líder blanco le pregunta a un colega negro cómo está realmente después de un evento como el asesinato de George Floyd y realmente quiere saberlo. O cuando un líder masculino no tiene el vocabulario para una conversación sobre sexismo, pero está dispuesto a aprender.

En muchos casos, los colaboradores quieren hablar sobre estas cosas, pero no saben cómo o qué se les permite decir en el lugar de trabajo.

Autores como Sheryl Sandberg y Brené Brown han popularizado el término "apoyarse", es decir, afrontar la incomodidad de frente en lugar de huir de ella.

En un momento incómodo, es normal retroceder, pero los grandes líderes se inclinan. Aunque también pueden sentirse incómodos, no se asustan y crean un gran lugar para trabajar.

  1. Momentos de propósito

Estos son los momentos en los que los líderes pueden crear un sentido de propósito para sus colaboradores.

En algún momento, todos los colaboradores se preguntan por qué: por qué están trabajando, por qué es importante, por qué deberían preocuparse. Y un gran líder tendrá una respuesta preparada para ellos.

Estos líderes pueden mostrar a los colaboradores que su trabajo es importante y tiene un impacto claro en el negocio. Es posible que ni siquiera estén con el colaborador cuando suceda este momento: los momentos de propósito son menos sobre un momento singular y más sobre la construcción de un espacio donde el colaborador puede ver cómo su trabajo tiene un significado especial. Los grandes líderes establecen esa conexión de forma continua para maximizar el potencial humano.

Los colaboradores que sienten un propósito son más innovadores.

La historia de la empleada de Wegmans, Jody Wood, cuya enfermedad de su marido la inspiró a desarrollar un producto de arroz con coliflor, es un gran ejemplo de esto. La historia de Jody también destaca la importancia de llevar todo tu ser al lugar de trabajo.

  1. Momentos inciertos

Estos son los momentos en los que los colaboradores hacen preguntas difíciles para las que el líder tal vez no sepa la respuesta.

Estos momentos pueden incluir preguntas como, ¿qué significa si pasamos al trabajo completamente remoto? ¿Nuestro negocio sobrevivirá a la recesión? 

Los colaboradores se preocupan por lo que significan las cosas para ellos y su futuro, y es posible que el líder no tenga las respuestas. Sin embargo, un gran líder está dispuesto a admitirlo y dice: "No lo sé, pero lo resolveremos juntos".

De esta manera, no importa cuán nublado pueda ser el camino entre el ahora y el futuro, los colaboradores pueden estar seguros de que tendrán a su líder a su lado para brindarles apoyo en su ambiente laboral.

Para ver un ejemplo de ese momento, vea cómo el difunto director ejecutivo de Marriott, Arne Sorensen, se dirigió a su personal con autenticidad en medio de la incertidumbre del COVID-19.

  1. Momentos del mañana

Estos son los momentos críticos en los que los líderes muestran a los colaboradores que están comprometidos con su futuro.

En estos momentos, los líderes apoyan el desarrollo y crecimiento profesional de los colaboradores. Están dispuestos a brindar comentarios constructivos y están atentos a las oportunidades para expandir y hacer crecer la experiencia de los colaboradores.

Los grandes líderes ven estas oportunidades no sólo como buenas para el colaborador, sino también para la empresa en general y la cultura organizacional: reducen la rotación, mejoran el compromiso y desarrollan un talento aún más fuerte.

De hecho, nuestros datos muestran que los colaboradores tienen 94 veces más probabilidades de demostrar innovación cuando se les ofrecen oportunidades de desarrollo profesional.

Los momentos del mañana son más que celebrar el éxito cuando un colaborador sube al siguiente peldaño de la escalera. Los grandes líderes también apoyan a los colaboradores cuando fallan, animándolos a aprender de sus errores, a recuperarse y seguir avanzando.

Al reconocer y afrontar estos cinco momentos de frente, los grandes líderes pueden fomentar una cultura corporativa que mantendrá a los colaboradores productivos y comprometidos, incluso en tiempos difíciles.

¿Tu equipo te considera un gran líder?

  • Obtené los comentarios de la encuesta de clima laboral de los colaboradores que necesitás para convertirse en un mejor líder con nuestro herramienta de gestión de la cultura basada en 30 años de investigación.
  • Obtené la Certificación™ y sé reconocido como un excelente lugar para trabajar. La Certificación™ es el primer paso para participar de los rankings de Great Place to Work®.


 Reciba las últimas novedades
de Great Place to Work®